Lo mejor para tu salud

Satisfacción
atención sanitaria 9,6

Política de calidad

Te acercamos a los mejores especialistas

Actualidad de la Clínica

Testimonios

  • Me dirijo a ustedes, por segunda vez, en calidad de reciente usuaria de la Clínica Nostra Senyora del Remei desde el 9 de diciembre de 2016 al 20...

    Sra. Dapena
    30/01/2017

    Me dirijo a ustedes, por segunda vez, en calidad de reciente usuaria de la Clínica Nostra Senyora del Remei desde el 9 de diciembre de 2016 al 20 de enero de 2017, primero en la UCI de la primera planta y después en la habitación 616.

    Tuvimos que volver, nuevamente, con mi padre, esta vez con un serio problema de riñón y complicaciones respiratorias que obligaron a ingresarle en la uci, operarle de urgencia, intubarle y sedarle, antes de pasarle a planta donde estuvo alrededor de un mes.

    Mi familia y yo nos seguimos reiterando en nuestro total agradecimiento hacia el trato recibido por el equipo tanto de enfermeras como de auxiliares de enfermería que atendieron a mi padre, muchas de las cuales todavía le recordaban por el poco tiempo transcurrido desde su anterior estancia.

    Si no a todas, si a muchas de ellas, no solo ha sido un placer haberlas conocido sino que es para mí un honor tenerlas como contacto en mi agenda y recibir mensajes suyos en los que se interesan por la salud de mi padre y nos dan ánimos a mi madre y a mí.

    Por lo que respecta al personal de la UCI, y sin querer nombrar a ninguna de las personas que le atendieron, por temor a olvidarme de alguna, sí que hay una que merece especialmente mi atención puesto que creo que ni tan siquiera es una enfermera. Yo no soy especialmente creyente, pero estoy convencida de que ella es un ángel  que ha plegado sus alas, se ha vestido de blanco y se dedica a repartir cariño y consuelo, no solo al enfermo, sino a toda su familia.

    Tal como les dije una a una cuando me despedí de todas las personas de equipo que estaban de servicio en el momento de salir de la clínica con mi padre, espero sinceramente no tener que volver a verlas nunca más en el centro sanitario, fuera tantas y cuantas veces quieran.

    También espero que esta sea la última vez que escribo una carta en estos términos, que, como la vez anterior, mi familia y yo agradeceríamos pusiera en conocimiento de las personas implicadas.

    ¡Muchísimas gracias por todo!

    Un abrazo enorme a todo el equipo.

    Sra. Dapena

Accesos directos