Teléfono de Urgencias Generales: 932 850 777

Los cólicos del lactante

Consejos de salud

¿Qué es el cólico del lactante?

Los cólicos del lactante son un trastorno benigno que se diagnostica frecuentemente. 1 de cada 4 niños sufre cólicos durante los primeros meses de vida, pueden iniciarse a los 15 días y normalmente desaparecen por sí solos hacia los 4 meses.

¿Cómo podemos saber si se trata de cólico del lactante?

Durante los primeros meses de su vida todos los lactantes lloran y es difícil saber si lo hacen en exceso o no.

Según Wolke, los lactantes lloran más durante los primeros 3 meses de vida: en las primeras 6 semanas lo hacen hasta 2 horas al día y luego el llanto disminuye hasta 1 o 1,5 horas al día, hasta llegar a las 12 semanas de edad.

Las razones por las que un bebé llora pueden ser diversas: frío o calor, hambre, porque tiene los pañales sucios, porque reclama la atención de los padres, etc. Cuando el bebé llora por cólicos los padres normalmente se dan cuenta de que el llanto es diferente.

Características del llanto por cólicos

El llanto por cólicos se caracteriza por:

  • inicio y final bruscos
  • sensación de crisis cuando se manifiesta
  • llanto inconsolable
  • más habitual por la tarde-noche
  • con tensión o hipertonía muscular

Además, cuando los bebés lloran por cólicos adoptan una postura característica: encogen las piernas sobre el abdomen, cierran los puños, se ponen en tensión y la cara se les enrojece por el esfuerzo.

La regla de Wessel

La llamada regla de Wessel también ayuda a delimitar el diagnóstico de cólicos del lactante, en bebés sanos y bien alimentados. Esta regla dice que:

  • El llanto debe ser superior a las 3 horas (sumando los períodos de llanto durante el mismo día).
  • Las crisis tienen que producirse un mínimo de 3 días durante una semana.
  • Las crisis deben encadenar un mínimo de 3 semanas seguidas.

Si se cumplen estas condiciones y/o está preocupado por el llanto de su bebé, acuda al pediatra para confirmar el diagnóstico.

¿Cuál es la causa de los cólicos del lactante?

Existen diferentes teorías sobre cuál puede ser la causa de los cólicos del lactante. De momento no se conoce la definitiva y se considera una alteración que puede ser resultado de la suma de varios factores:

  • Inmadurez del aparato digestivo de los bebés, posibles alteraciones de la flora intestinal o estreñimiento.
  • Influencia de algunas hormonas como la serotonina, que aumenta las contracciones intestinales favoreciendo los cólicos, o la falta de melatonina, que dificulta el sueño en el bebé.
  • Posible alergia a las proteínas de leche de vaca. Hay que revisar la composición de la leche de fórmula, o la alimentación de la madre en caso de lactancia materna.
  • Técnicas de alimentación incorrectas. Hay que revisar la aplicación del bebé sobre el pezón materno o el tipo de biberón y tetilla si se le da lactancia artificial. También hay que vigilar no sobrealimentar o dar de comer demasiado rápido al bebé.
  • Motivos psicológicos y sociales. Por ejemplo: cambios de rutina que provocan la incomodidad del bebé, hiperestimulación, respuesta ansiosa o excesiva preocupación de los padres a los llantos, etc.

¿Qué podemos hacer para calmar al bebé cuando tiene cólicos?

No hay medicamentos ni un remedio universal contra los cólicos del lactante pero sí hay algunas cosas que pueden ayudar a calmar al bebé cuando se encuentra en una crisis:

  • Estar tranquilos y relajados antes de atenderle. Los nervios, la ansiedad y la preocupación no ayudan a calmar al bebé.
  • Coger al bebé para calmarlo, poniéndolo en la posición en la que se encuentre más cómodo.
  • Hacerle un masaje suave, ni muy rápido ni muy lento, sobre el abdomen o la espalda.
  • Mecerlo o pasearlo con un cochecito.
  • Emplear un "ruido blanco" de baja intensidad, como el de un secador de pelo o una aspiradora, que favorece la relajación y el sueño.
  • Después de alimentarlo, mantenerlo un rato en posición vertical de manera que pueda eliminar el aire sobrante.

En cuanto a los remedios caseros, hay que ser cuidadosos con las infusiones. Determinadas plantas ingeridas en dosis superiores a las recomendadas pueden ser tóxicas, como ocurre por ejemplo con el anís, una planta conocida por sus propiedades digestivas.

¿Qué podemos hacer los padres para calmarnos, cuando el bebé tiene cólicos?

Las crisis de llanto de los bebés con cólicos, sobre todo cuando se extienden en el tiempo, pueden provocar mucha ansiedad e incluso desesperación en los padres. Hay que tener en cuenta algunos consejos para vivir la situación de la mejor manera posible y también para evitar hacer daño al bebé en un momento de crisis de nervios:

  • es importante que los padres descansen. Pueden hacer turnos para ocuparse de la criatura o buscar ayuda de familiares para descansar de vez en cuando.
  • si el progenitor que está con la criatura siente que no puede soportar los llantos del bebé, es muy importante que lo deje en un lugar seguro o con otra persona, y se tome un tiempo para calmarse.
  • si en algún momento alguno de los progenitores tiene pensamientos de hacer daño al bebé que padece cólicos, hay que buscar ayuda inmediata.

Recuerde: los cólicos del lactante son un trastorno benigno que desaparece espontáneamente hacia los 4 meses de edad. No obstante, si está preocupado por los llantos de su bebé, acuda al pediatra para descartar posibles afecciones y quedarse tranquilo.

El equipo de Maternidad de la Clínica Ntra. Sra. del Remei.

Lunes, 6 Febrero, 2017 - 12:35

Accesos directos