Teléfono de Urgencias Generales: 932 850 777

Litotricia

Información general

La litotricia es un procedimiento médico que utiliza ondas de choque para romper cálculos que se forman en el riñón, la vejiga o el uréter (el conducto que lleva la orina de los riñones a la vejiga). Se utiliza para eliminar cálculos renales que estén causando:

  • Dolor
  • Infecciones urinarias
  • Sangrado
  • Daño al riñón

Es una técnica no quirúrgica que dura entre 45 minutos y 1 hora y que se realiza sin ingreso y con sedación.

Tras el procedimiento, los diminutos pedazos de los cálculos salen del cuerpo a través de la orina. El efecto secundario más frecuente es orinar sangre después del tratamiento. Con la ingesta de agua y en unas horas o días, desaparecerá.

La mayoría de las personas pueden irse a casa el mismo día del procedimiento.

Nuestro centro dispone de una Unidad de litotricia gestionada por el equipo del Instituto Médico Tecnológico del Dr. Gilberto Chechile.

Indicaciones de la litotricia

La máxima eficacia de la técnica de litotricia se circunscribe a aquellos cálculos del riñón, sobre todo en pelvis, cuyo tamaño no sobrepase los 2 cm de diámetro.

Pero las indicaciones, en la práctica, se han universalizado, sobre todo en lo referente a la localización.

Cálculo piélico

Indicación prioritaria de litotricia. Si el tamaño y la consistencia son los adecuados se resuelve en una sola sesión. La eliminación de los fragmentos es precoz y generalmente sin incidencias.

Litiasis calicilar

Es indicación de litotricia a partir de los 5 mm de diámetro, independientemente de la sintomatología que pueda ocasionar.  También son tributables de tratamiento los cálculos en el cuello calicilar, en los cuales puede obtenerse una buena respuesta en un 55 % de los casos.
De todas formas, la alternativa a dicha indicación solo podrá ser la abstención, o en su defecto y dependiendo del grado de obstrucción ocasionado, la nefrectomía parcial.

Litiasis renal radio transparente

Con la incorporación de la ecografía en los métodos de centraje, los cálculos de ácido úrico han dejado de constituir una dificultad técnica en la litotricia, aunque también es posible su representación mediante el uso de U.I.V en el curso de la misma. La combinación de la litotricia con la perfusión endovenosa de suero bicarbonatado 1/6 molar resulta altamente eficaz.

Litiasis ureteral

Los equipos de litotricia más actuales permiten la fragmentación del cálculo ureteral "in situ" no precisándose el cateterismo con el objetivo de desplazar la litiasis de su localización inicial.

Zona lumbar y área pelviana

Son topografías favorables al tratamiento con litotricia, pero en el uréter sacro ilíaco la superposición del hueso dificulta el centraje y dispersa parte de la energía transferida, por lo que en esta topografía se producen la mayoría de fracasos de la litotricia ureteral.

El procedimiento

Utilizamos la última tecnología para eliminar las piedras por ondas de choque externas, que las convierten en polvo expulsable sin dolor

Actualmente, la gran mayoría de las piedras que no se eliminan solas se pueden abordar mediante este procedimiento. Generalmente, esta litotricia se realiza con anestesia raquídea o con sedación.

La onda de choque se desplaza uniformemente por el medio líquido, pero se refleja parcialmente al pasar a un medio más sólido (cálculo). La onda reflejada se superpone a la siguiente con lo que el efecto sumativo aumenta las presiones en el interior del cálculo. Esta onda reflejada se denomina “onda de tracción” .

La suma constante de todas estas presiones (en un tratamiento convencional se generan entre 2.500 a 4000 ondas en poco más de 40 minutos), acaban por fragmentar el cálculo.

Después del procedimiento, el paciente permanece en recuperación durante unas horas y la mayor parte de las personas pueden volver a casa el mismo día.

Es normal tener una pequeña cantidad de sangre en la orina durante unos días (incluso algunas semanas) después del tratamiento.
También se pueden presentar dolores y náuseas durante la expulsión de los pequeños fragmentos del cálculo.

La mayoría de las personas pueden volver a su actividad normal 1 ó 2 días después del procedimiento.

Es recomendable tomar mucha agua en las semanas posteriores al tratamiento, ya que ayuda a eliminar cualquier fragmento de cálculo que no se haya expulsado.

Pronóstico y prevención

El pronóstico dependerá del número de cálculos que tenga, su tamaño y el lugar donde se encuentren en el aparato urinario. Normalmente, la litotricia los elimina por completo.

Posteriormente se recomienda una dieta pobre en los elementos que forman los cálculos (calcio, ácido úrico, fosfato, etc.) y beber abundantes líquidos para prevenir la formación de nuevos cálculos en el riñón.

Cerca de la mitad de los pacientes que han tenido una piedra desarrollarán otra en 5-10 años.

Recomendaciones para prevenir los cálculos de riñón

  • Beber mucho líquido (principalmente agua): entre 10 y 12 vasos grandes de agua cada día. Esto evita que la orina se concentre y disminuye la posibilidad de que se produzcan cristales. El aumento de la cantidad de líquidos bebidos también ayudará a reducir la posibilidad de presentar infecciones de orina.
  • Seguir una dieta baja en proteínas: la alimentación también es importante para reducir la posibilidad de producir piedras. Los pacientes afectados de piedras de oxalato de cálcio o ácido úrico, deberían disminuir la cantidad de proteínas (carne, embutidos, vísceras, etc).
  • Medicamentos: los diuréticos pueden ayudar a disminuir la eliminación de calcio por la orina. El citrato potásico se une al calcio en la orina y ayuda a eliminarlo con seguridad. El alopurinol hace que el organismo produzca menos ácido úrico y es útil en los pacientes con gota. En los raros casos de piedras de cistina, la penicilamina puede ser de utilidad.

Para dar con el tratamiento adecuado es clave la consulta con un urólogo. Él le prescribirá y controlará el tratamiento con estos productos.

Última modificación: 
21/03/2017

Accesos directos