Teléfono de Urgencias Generales: 932 850 777

Entrevista: Medicina Regenerativa para los fuertes dolores del Nervio Trigeminal

17/02/2022
Celebramos el primer aniversario de la aplicación de esta técnica eficaz y vanguardista para tratar la Neuralgia del Trigémino.

A finales del 2021 se cumplió el primer aniversario de la aplicación de esta técnica eficaz y vanguardista para tratar la Neuralgia del Trigémino, utilizando una estrategia de ingeniería biomédica que facilita la recuperación del nervio dañado. Entrevistamos a la doctora Ivón González, especialista en Neurocirugía y Tratamiento del Dolor que aplica esta técnica en Clínica del Remei.

¿Dónde se encuentra el nervio trigémino?

El nervio trigémino está situado en el interior de la cavidad craneal, siguiendo una trayectoria desde el tronco cerebral hasta su salida a través de la base del cráneo hacia las estructuras faciales.

¿Por qué provoca tanto dolor?

El nervio trigémino es el más voluminoso de los nervios craneales. Está encargado, principalmente, de recoger toda la información sobre la sensibilidad táctil y dolorosa proveniente de la cara y transmitirla a estructuras profundas del encéfalo donde se integra dicha información para, finalmente, ser procesada en un área de la corteza cerebral situada en el lóbulo parietal, en la que se representa todo el cuerpo humano. Aquellas regiones que tienen mayor sensibilidad (como las estructuras faciales) tienen mayor área o superficie de representación cortical. Es por ello que la Neuralgia Trigeminal es considerado el peor dolor que puede soportar un ser humano. Se caracteriza por ataques paroxísticos, es decir, de corta duración pero de máxima intensidad, y recurrentes de dolor facial (o intraoral) unilateral.

¿Hay síntomas para detectar esta patología a tiempo?

Según las características únicas de este dolor facial, un interrogatorio dirigido por un especialista suele ser suficiente para hacer el diagnóstico. No obstante, se debe realizar una resonancia magnética de cráneo para descartar algunas causas que pueden dar lugar a esta dolencia como tumores intracraneales o vasos sanguíneos que resulten ofensivos sobre el Nervio Trigémino, o enfermedades como la Esclerosis Múltiple. En ocasiones, no resulta posible conocer la causa del dolor, y la denominamos Neuralgia Trigeminal Idiopática.

¿Qué tratamientos existen actualmente para tratarlo?  ¿Dan un buen resultado? ¿Puede desaparecer del todo a lo largo de la vida?

Aún no se conoce la cura definitiva de esta patología. Existen fármacos que pueden aliviar o eliminar del dolor durante alguna temporada, e inclusive años, pero en ocasiones pierden su efectividad. Es entonces cuando se deben practicar intervenciones quirúrgicas más o menos invasivas, con la intención de reducir el dolor y devolver al enfermo una correcta calidad de vida. En algunos pacientes, dichas intervenciones quirúrgicas tampoco son suficientemente efectivas, con lo cual se plantea un problema de difícil solución. 

 

El equipo de COT-Remei / Neurocirugía y Tratamiento del Dolor, liderado por usted en la Clínica del Remei, ha realizado investigaciones para dar solución a éste padecimiento. ¿Se ha realizado alguna intervención novedosa para tratar la Neuralgia Trigeminal? ¿Es una intervención con riesgos para el paciente?

La Neuralgia Trigeminal tiene su base patológica en la desmielinización de un segmento del nervio (pérdida focal del tejido que lo rodea). A pesar de muchas investigaciones en este campo, las terapias disponibles hasta ahora (farmacológicas o quirúrgicas), no son capaces de revertir este proceso anómalo.

Con el propósito de restituir esta situación patológica, diseñamos un método novedoso mediante la utilización de la medicina regenerativa en una zona de alta concentración de información de la vía trigeminal. Se trata de una intervención percutánea, con mínima invasividad y rápida recuperación.

Hemos aplicado este tratamiento innovador en la Clínica del Remei, en un paciente afecto de Neuralgia del Trigémino secundaria a Esclerosis Múltiple, al cual se le habían realizado diversos tratamientos farmacológicos y quirúrgicos convencionales, sin que se pudiera obtener alivio del dolor. Dicho paciente padecía de varios ataques diarios de dolor facial con gran intensidad y dificultad para dormir con severa afectación en su calidad de vida.

A día de hoy, constatamos una mejoría significativa del dolor facial; así como de todos los parámetros que afectaban la calidad de vida de nuestro paciente. A él le agradecemos la confianza depositada en nuestro trabajo.

Doctora Ivón González, especialista en Neurocirugía de la Clínica del Remei.

 

 

 

Accesos directos